CHIP SIRF STAR

¿QUE ES Y PARA QUE SIRVE EL CHIP SIRF STAR?

El SiRF Star es un chip que incorporan algunos GPS para captar la señal de los satélites. La función de este chip de silicio es captar la señal del satélite más rápidamente y así no tener que estar esperando mucho tiempo como el resto de gps que no lo incorporan, y también en caso de pérdida de señal recuperará ésta más rápidamente.

En caso de que siempre salgamos con nuestro GPS de la misma zona o lugar, a éste le será mucho más fácil encontrar señal, ya que se acordara donde están los satélites y en vez de rastrear todo el cielo sólo tendrá que rastrear la porción donde creen que están y es por esto por lo que tarda menos. En caso de alejarnos muchos kilómetros de la zona en la que se apagó por última vez, el GPS tardará más en captar la señal porque primero rastreará la porción de cielo en donde cree que están los satélites y al no encontrarlos rastreará el cielo entero.

Gracias a la velocidad de captación y a la gran capacidad de procesamientos de coordenadas de diferentes satélites (hasta 200.000 correladores) hace que haya una menor probabilidad de perder la señal, incluso en cañones, junto a altos edificios, etc. En este tipo de entornos el GPS capta la señal del satélite, pero en caso de perder una visión directa con este, cogería la señal por medio del rebote que tiene ésta en las superficies duras (multipath reflexion). Como las señales que vienen por rebote incrementan el rango de error en la posición, el SiRF Star hace un cálculo del tiempo que tarda la señal del satélite en llegar a nuestro receptor para calcular mejor nuestra posición y se apoya en señales mas débiles que anteriormente rechazo para así afinar aún más nuestra posición.

Otras de las cosas buenas que tienen los chips SiRF Star es que gastan muy poca batería y esto hace que sea algo a tener en cuenta, ya que será ventajoso si realizamos largar rutas.

Existen varios modelos de chip SiRF Star III, IV , Atlas IV, Atlas V, etc. Para que nos entendamos, a medida que va incrementando el número o se le van añadiendo palabras, como por ejemplo la de Atlas, va incrementando la calidad del chip, por lo que lo va haciendo más sensible a la recepción de satélites y gasta menos batería.