La cadencia es algo a tener en cuenta ya que nos puede evitar lesiones y ganar redimiento

Hace días me quede sorprendido cuando un compañero de trabajo me preguntaba que era la cadencia. Yo pensaba que este compañero controlaba todos los términos relacionados con el ciclismo ya que había estado meses estudiando modelos de bici, tijas, materiales, marcas de componentes, pesos, diámetros, etc..

sensor de cadencia polar

medidor de potencia y cadencia de pedaleo

Al tiempo se compró una buena bici y empezó a salir con ella con amigos y familiares que también estaban relacionados con el mundo del ciclismo y hasta incluso la competición, y verdaderamente me sorprendió que me preguntara a mí que he tocado la bici a modo amateur, saliditas de domingo y poco más, que carajo era la cadencia.

Se lo explique a groso modo y le dije que habían ciclocomputadores que eran capaces de calcularte tu cadencia y sacarte la potencia de tu trabajo deportivo, etc…

Con esa explicación me di cuenta de que había gente que salía con la bicicleta y que escuchaba el término cadencia pero que por vergüenza o timidez no preguntaban y se quedaban con las ganas de saberlo.

Pues bien la cadencia es nada más y nada menos que las revoluciones por minutos (minutos o cualquier otra unidad de tiempo, normalmente se usan los minutos) que das cuando pedaleas, es igual que un motor, solo que aquí el motor son tus piernas.

Para calcular la cadencia (en minutos) tan solo tienes que contar las pedaladas que das durante este minuto, si no quieres estar durante un minuto contando, puedes hacerlo igual que cuando te tomas las pulsaciones, cuentas las pedaladas que das en 15 segundos por ejemplo y la cantidad de pedaladas que das la multiplicas por 4.

Si lo que quieres saber es cual es tu cadencia idónea y como calcularla, la respuesta es más complicada, ya que esto va determinado genéticamente y es posible que tu cadencia ideal por cuestiones físicas sea una cadencia lenta, y aunque es entrenable, es algo complicado poder aumentarla en un periodo corto de tiempo sin que tus pulsaciones suban de forma desmesurada.

Al margen de todo esto, hay estudios que determinan que lo idóneo para evitar lesiones y poder estar en el mundillo del ciclismo por mucho tiempo es mantener en los entrenamientos y competiciones una cadencia alta, esto evita sobreesfuerzos musculares y desgastes innecesarios de las articulaciones.

La cadencia también se aplica a a la hora de correr, que en este caso serían los pasos que das por minuto y en la natación que serían las brazadas. En el caso de correr hay un estudio que va sobre correr descalzo o con calzado minimalísta que nos dice es bueno también llevar una frecuencia alta al correr. Ese estudio nos dice que como mínimo deberíamos llevar una cadencia de 180 pasos por minuto. El estudio es de la página correrdescalzos.es y lo puedes descargar

Con todo lo que sabes de la cadencia ahora ¿crees que tienes una cadencia alta o baja?

Aventurero, escalador, barranquista y amante del deporte.

Antonio pg – who has written posts on Gps de montaña.